Caso: El Morro

CASO: El Morro

Isla colmada de fantasías.

(A Fantasy-Filled Isle)

 Recientemente, Nicaragua se ha convertido en un destino

“al alcance de todos”. Un nuevo y fascinante recorrido de aventuras y encantos es el que ofrece el lago de Nicaragua, décimo en la escala de cuerpos de agua fresca más grande del mundo(8.000 Km2). En esta extensa concentración acuática, ubicada a 45 Km al sur-este de Managua y a sólo 15 minutos de Granada, ciudad colonial fundada en 1524 y puerto lacustre, tienen su asentamiento 365 enigmáticas isletas; en éstas, sin ningún esfuerzo y a simple vista, se aprecia una increíble explosión de vida. Aquí las aves vuelan libremente por la frondosa vegetación tropical sin tener que ceder su espacio.

La placidez del lugar hace que muchos visitantes encuentren gran parecido entre las isletas y las islas de los mares del sur.

Entre las Islas hay canales y remansos de aguas tranquilas en las que los pescadores, sentados pacientemente en rústicos botecitos(canoas), consiguen el alimento diario de sus familias. Como parte del paisaje cotidiano podrá observar, a las orillas de las isletas, a las lavanderas, afanosas mujeres que lavan sus ropas encima de grandes piedras(lajas).

En este paradisíaco lugar se erige, como sacado de un libro de cuentos, el Morro, una de las tantas pequeñas islas que constituyen el archipiélago de origen volcánico Las Isletas del Gran Lago de Nicaragua. Sobre esta Isleta, la empresa turística Nicarao Lake Resort construyó el Intermezzo de la mar dulce, un complejo turístico enclavado en la ruta del denominado corredor del sur, lugar impregnado de serenidad en donde su puede respirar, placenteramente, el aire puro y escuchar el sutil vaivén del oleaje. Con una extensión de 84 m2, esta isleta cuenta con tres muelles, varias terrazas, una piscina natural y una casa, así como un rancho muy amplio. Este enclave turístico alberga un restaurante que abre todos los domingos, y además, entre semana, actúa como centro tropical de reuniones y conferencias con capacidad para 60 personas.

Llegar hasta la Isleta es una relajante aventura. Es necesario, primero, tomar un bote de motor desde Granada, que tarda 15 minutos hasta el Morro. Éste es un periplo pleno de encantos y maravillas que permite observar la magnitud del Volcán Mombacho-cuya cumbre alcanza 1.400 mts. s/nivel del mar- y sus laderas cubiertas de vegetación con más de 30 variedades de orquídeas. También se puede aprovechar el recorrido por el lago para hacer una visita al Fuerte de San Pablo, recientemente restaurado y que está situado, de manera estratégica, en una isla frente a Granada. Este fuerte fue construído a mediados del siglo XVIII para proteger la ciudad de los piratas, y sobre él abundan misteriosas y diferentes leyendas.

El Intermezzo de la Mar Dulce es un atractivo proyecto que brinda al visitante la oportunidad de hacer un alto en el placentero recorrido por el lago de Nicaragua y practicar, si lo desea, novedosos juegos recreativos para niños y adultos con bicicletas acuáticas, Kayacs, banana boats y variados implementos de pesca deportiva. Además, en una isla aledaña, la empresa Nicarao Lake Resort, que también ha desarrollado otros proyectos por diversas regiones de Nicaragua, ya está concluyendo sus nuevas instalaciones: bungalós, de gran diseño y buenos acabados para que le sea más fácil al turista hospedarse y vivir, en toda su magnitud, el sin par ambiente de paz y tranquilidad de ese inmenso lago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*